El feedback o retroalimentación en las empresas no debería pensarse como algo sin importancia. Esencial para la productividad y el desarrollo profesional, es valorado como un aspecto clave dentro del buen liderazgo. Ya que esta comunicación es necesaria para controlar el conflicto organizacional, te damos nuestros mejores consejos.

7 consejos precisos sobre feedback para tus colaboradores

El dilema con el feedback es que debe hacerse con sutileza, sinceridad, respeto y de manera oportuna. Al tratar de construir mejores relaciones con los colaboradores, debe enfocarse en el aporte de valor y no en el ataque personal. Así puedes contribuir a mejorar el clima laboral y evitar los conflictos organizacionales.

En este sentido, te aconsejamos aplicar las siguientes pautas:

  • Usa un acercamiento profesional. Lejos de “pagarla” con el empleado por su equivocación, háblale con un tono cordial. Esto se hace en un estado mental de calma, en privado y sin señalar fallas en público. El mensaje es más efectivo si no pones a las personas a la defensiva ni tratas de avergonzarlas.
  • Omite los temas personales. De nada sirve abordar a un colaborador para cuestionar sus valores o creencias con percepciones subjetivas. Se trata de corregir, sugerir o enseñar sobre aspectos puntuales. De lo contrario, solamente contribuyes a generar un conflicto organizacional.
  • Menciona lo bueno y lo malo. Si quieres profundizar el compromiso y la motivación de tu gente, debes reconocer primeros sus avances y aportes positivos. Cuando hay cosas por mejorar, debes comenzar por lo que se hizo bien y luego seguir con otros ejemplos fallidos.
  • Comunícate con frecuencia y franqueza. Siempre es importante consultar con tu personal sobre qué piensan de los objetivos de la empresa. Dado que la comunicación abierta contribuye a la colaboración y el crecimiento, todos deben tener metas específicas para impulsar la evolución del negocio.
  • No dejes de hacer seguimiento. Una sesión de feedback es buena, pero no es suficiente. Hay que establecer un proceso de seguimiento con varios encuentros para saber el efecto de la retroalimentación. Así sabrás si ha habido mejoras o si hace falta tomar otras medidas.
  • Deja que determinen sus propios objetivos. Es imprescindible hacerle saber al staff que tienes todas intenciones de ayudarlos a cultivar su potencial. Antes de ser impositivo o inflexible sobre la dinámica de trabajo, actúa en función de las metas que han manifestado para encontrar la mejor sinergia.
  • Encuentra el momento oportuno. El “timing” en los negocios es fundamental en muchas áreas, sobre todo con el feedback. Lo ideal es hacerlo en un lugar tranquilo y lejos de los demás compañeros para invitar a la receptividad. Evita los momentos difíciles o las fechas de entrega y busca la ocasión ideal para hablar.

El talento humano de tu empresa debe nutrirse de un refuerzo positivo y una comunicación constante para permitirte crecer ante la competencia. El feedback es una de las herramientas básicas del coaching para mejorar el clima laboral y evitar el conflicto organizacional. En ActionCoach podemos ayudarte con estos temas.