La búsqueda constante del mejoramiento dentro de la empresa debe ser una premisa que no puede faltar en la dinámica organizacional. Sin embargo, este perfeccionamiento debe estar bien orientado. Si te has preguntado qué es el coaching empresarial, aquí te lo contamos con más detalle.

¿Qué es el coaching empresarial?

El coaching empresarial es una metodología adaptada al mundo de los negocios. Consiste en mejorar el desempeño del personal, aumentar la satisfacción y optimizar los procesos internos. También sirve como herramienta de aprendizaje para el desarrollo humano que requiere la participación voluntaria.

Parte importante de este conjunto de técnicas implica la selección de jefes o responsables para estudiar sus capacidades y actitudes en diferentes situaciones. Así los coaches establecen criterios para trabajar aspectos concretos, como la reducción del estrés, mejorar la autoconfianza, potenciar el trabajo en equipo, impulsar el liderazgo, manejar el trabajo bajo presión y más.

Además de incentivar la motivación interna de los empleados, busca mejorar las relaciones interpersonales, la comunicación y las aptitudes. Los resultados que puedes esperar de la aplicación de este sistema son:

  • Aumento del liderazgo gerencial.
  • Diagnóstico integral de problemas.
  • Potenciación de la creatividad general.
  • Disminución de los niveles de ansiedad.
  • Realza el grado de involucramiento del staff.
  • Mejora la adaptación a los cambios o transiciones.
  • Facilita la resolución de conflictos organizacionales.

A diferencia de un asesor, los expertos en coaching están formados en el desarrollo personal y el trabajo en equipo. No son especialistas en áreas determinadas que aportan soluciones concretas a una crisis o problema puntual. En cambio, motivan al líder o al equipo a que encuentren la respuesta más adecuada ante la situación planteada.

Técnicas asociadas con el coaching empresarial

Para entender el coaching empresarial, hace falta mirar más de cerca qué lo hace efectivo. Los dueños de negocios, CEO y CFO pueden sacar ventaja de su metodología cuando incorporan las técnicas básicas para lograr los resultados esperados:

  • Escucha. Se trata de que el coach escuche con atención, sin juzgar las respuestas que hacen los encargados.
  • Mapa mental. Se utiliza un gráfico que muestre las habilidades y valores del trabajador o gerente para enfrentar su versión objetiva.
  • Perfiles de personalidad. Aplicado por especialistas en Recursos Humanos, se utilizan con más frecuencia: el Eneagrama y el Inventario tipo Myers-Briggs (MBTI).
  • Línea de la vida. Representa una muestra en imágenes de lo que ha influenciado más la vida personal y profesional del empleado.
  • Brainstorming. La lluvia de ideas es un método clásico para que los colaboradores participen en las decisiones de la empresa y se sientan parte de la misma.
  • Juego de cualidades. Esta dinámica lúdica estrecha los lazos de compañerismo mediante la presentación de cada trabajador que incluye 3 aspectos positivos y 3 negativos.
  • Método Birkman. Consiste en un cuestionario con 298 preguntas para evaluar intereses, expectativas, auto definiciones y comportamientos del personal.

Ahora que comprendes un poco mejor qué es el coaching empresarial, seguro entiendes su importancia e impacto. Si tienes dudas sobre a quién acudir, te invitamos a contactarnos para conocer mejor tus opciones.