Hoy, más que nunca, las empresas luchan por lograr la mayor productividad posible aprovechando los recursos disponibles. Este parámetro fundamental para saber qué tan competitiva es tu empresa, debe valerse de diferentes estrategias efectivas. Además de la gestión del tiempo, te recomendaremos otras medidas para impulsar el éxito de tu negocio.

Estrategias clave para consolidar la productividad empresarial

Hacer frente a los retos de cada industria requiere de muchas acciones acertadas para no quedarse rezagados en un mundo cada vez más competitivo. Como CEO, empresario o dueño de un negocio, necesitas fortalecer tu modelo de forma continua. Esto puede lograrse si aplicas estrategias como:

  • Busca la innovación. Al igual tus competidores, hay que encontrar otras maneras de gestionar el uso óptimo de los recursos que tienes. Esto puede hacerse a través de las TICs más relevantes, depuración de procesos productivos y el uso de la consultoría de negocios dentro de la gestión.
  • Utiliza la motivación. El Iiderazgo efectivo proyecta una actitud positiva en las actividades diarias que son claves para la productividad. La motivación del personal se nutre de la capacitación, reconocimiento, inclusión en decisiones, beneficios económicos y otras políticas que promueven el bienestar.
  • Optimiza la gestión del tiempo. Toda empresa que quiere sobresalir entiende la importancia de la administración del tiempo. Esto te permite priorizar las actividades diarias, ejecutar proyectos en los lapsos establecidos y cumplir con los objetivos propuestos.
  • Capacita a tu talento humano. Ya sea mediante el coaching para potenciar sus habilidades, cursos u otros métodos tradicionales, el personal es tu recurso más valioso. Mejorar sus competencias, capacidades y habilidades incide directamente sobre la productividad, motivación, compromiso y un mejor clima laboral.
  • Aprovecha la comunicación. Establecida la planificación para alcanzar las metas propuestas, la comunicación interna y externa son fundamentales. Es importante que todos entiendan con claridad y sencillez lo que se pretende. El diálogo efectivo e inclusivo mejora tu gestión empresarial en muchos aspectos.
  • Maneja tu capital de trabajo. La administración eficiente de estos recursos te da la posibilidad de tener mayor solvencia a la hora de cumplir con tus obligaciones. Además de evitar que algún proyecto no se cumpla, propicia mejores condiciones de negociación durante los procesos de compraventa y aumentas los márgenes de productividad.
  • Administra procesos antes que funciones. Cuando los empleados entienden que su labor va más allá del cumplimiento de sus funciones, puede generarse mayor compromiso hacia los objetivos. Los procesos involucran a todos al buscar un beneficio general. Esta estrategia mejora el desempeño, la calidad del trabajo, la planeación y el cumplimiento de metas.
  • Incursiona en nuevos mercados. La internacionalización resulta más factible que antes, pero requiere de un buen plan de expansión. Descubrir posibilidades en otras fronteras puede representar esa ventaja estratégica sobre tus competidores. Además, puede convertirse en fuente estable para aumentar la rentabilidad y productividad.

 

Como especialistas en coaching, asesoría y consultoría, ponemos nuestros conocimientos a tu alcance para encontrar las estrategias de éxitos que necesitas. Junto a la correcta gestión del tiempo, te damos las herramientas para potenciar la productividad de tu empresa.