Toda empresa que busca competir bajo las exigentes condiciones de los mercados actuales, reconoce la importancia de la productividad empresarial. Sin ella, simplemente no hay rentabilidad, desarrollo ni consolidación. Y aunque a veces es descuidada por atender otros aspectos clave, debes conocer la relevancia de su manejo si quieres cumplir los objetivos propuestos.

 

Entendiendo la importancia de la productividad empresarial

 

La importancia de la productividad en una empresa radica en que refleja con claridad si la planeación, procesos y acciones están dando los resultados esperados. Cuando esto no sucede, significa que tu negocio no está cumpliendo la meta de sacar un buen provecho de sus recursos humanos, materiales y tecnológicos.

 

Considerado como un indicador clave para tener un modelo de negocios sostenible, el rendimiento laboral debe medirse de manera estricta y objetiva. Si no sabes exactamente qué está sucediendo con los factores que inciden sobre la productividad, corres el riesgo de tener un emprendimiento fallido. Esto es porque incide directamente sobre las estimaciones de rentabilidad.

 

Las empresas que no pueden producir a su máxima capacidad y de manera eficiente, están destinadas a quedar en un segundo plano. Si como empresario, emprendedor o CEO no puedes revertir la tendencia de un desempeño productivo subóptimo o muy por debajo de la competencia, verás en poco tiempo como tu cuota de mercado va desapareciendo.

 

Asimismo, reconocer la importancia de la productividad empresarial facilita la implementación de la gestión de cambio y la adaptabilidad. Un negocio que hace énfasis en este KPI está haciendo lo posible por mejorar la relación con sus clientes y las condiciones de sus colaboradores. Por ende, aspira a construir una marca sólida y con reputación de excelencia.

 

Factores que inciden sobre la productividad empresarial

 

La importancia de la productividad empresarial está fundamentada en el liderazgo efectivo, en procesos optimizados, objetivos claros y sobre todo en el bienestar del personal.

 

Para garantizar la productividad empresarial es necesario cuidar aspectos como:

 

  • Sinergia. Los equipos de trabajo necesitan desarrollar una buena coordinación y comunicación para rendir más. Esto es producto de un clima laboral motivador, positivo y colaborativo.

 

  • Innovación. Si quieres mejorar los procesos y ser más eficiente, usa herramientas tecnológicas. Su implementación automatiza procesos, dejando que tu personal se dedique a otras labores estratégicas.

 

  • Comunicación. Cuando la comunicación no fluye y no hay entendimiento entre departamentos o con la gerencia, el sistema tiende a colapsar.

 

  • Planeación. La administración eficiente del tiempo y la asignación de tareas deben ser una prioridad para aumentar la productividad.

 

  • Conciliación. La satisfacción del personal y su motivación de estar en la empresa son indicadores claves para el desempeño. Si los colaboradores sienten poco reconocimiento y no se identifican con los valores del negocio, obtienes descontento, alta rotación y bajo compromiso.

 

La productividad empresarial incide de forma vertical y horizontal sobre la misión de tu negocio. Para impulsarla, en ActionCOACH dispones de coaches cualificados para mejorar tus procesos y métodos de motivación. Contamos con diferentes servicios que se ajustan a tus necesidades. Contáctanos.