Manejar el conflicto organizacional debe ser prioridad para cualquier empresario o dueño de negocio. Conoce aquí las mejores técnicas para ello.

Las 4 técnicas para el manejo de la resolución de conflictos organizacionales

El ambiente laboral se presta para muchas discordias, largas horas de trabajo y conflictos organizacionales que son inevitables. En tu labor como empresario, dueño de negocio o CEO, tendrás que solventar estas situaciones para que no se salgan de control. Por eso queremos compartir varias técnicas para que logres armonizar a tu equipo de trabajo.

El conflicto organizacional y sus técnicas de resolución

A la hora de gestionar de manera eficiente el conflicto organizacional, puedes empezar con:

  • El método de facilitación

Especialmente pensado para los problemas de orden menor o de mediana intensidad, es la primera opción que debes considerar. Es un proceso indicado para identificar la naturaleza de los inconvenientes, establecer los objetivos de resolución y sumar el apoyo de la empresa o el personal para ello.

Dentro de una organización se recomienda la facilitación cuando hay más de 2 o más personas involucradas y son varios asuntos a tratar. La dinámica para lidiar con los conflictos debe estar a cargo de alguien imparcial que dirigirá las reuniones y buscará el consenso entre las partes para aplicar las medidas más adecuadas.

  • El uso del mediador

Mucho hemos escuchado en los medios sobre la importancia del proceso de mediación. Es una técnica que utiliza a un intermediario acordado por los antagonistas para servir de guía en la implementación de posibles soluciones. Su labor es convencerlos sobre lo improductivo que resulta dicha situación.

El mediador hace de coach o psicólogo que intenta descubrir las motivaciones internas de los involucrados y alienta la comunicación abierta. Este recurso es un poco más formal que el anterior, suele activarse por personas ajenas al conflicto organizacional, se aplica a individuos en relaciones tensas y cuando la situación no parece mejorar.

  • La indagación

Más relacionada con el entorno científico, esta técnica considera primero los datos relacionados con el desacuerdo entre las partes en disputa. La intención fundamental es aclarar los hechos por medio de expertos en estas situaciones y que no tienen ninguna vinculación con los involucrados.

Por lo general, se recomienda antes de recurrir a la negociación o la vía judicial. Una forma sofisticada de usar la indagación implica habilitar mesas y juntas de revisión encabezadas por especialistas que dan una visión más “objetiva”.

  • El arbitraje imparcial

Sugerida para acelerar una posible solución, involucra a un juez/árbitro que será el encargado de impartir justicia. Con esta técnica, las partes en conflicto exponen sus argumentos ante alguien externo al entorno de los involucrados para que haga sus deliberaciones.

Común en el ámbito de los negocios y las empresas, se diferencia de la mediación por no incentivar el consenso y la apelación una vez tomada la decisión final. Esto lo hace un recurso con el cual los protagonistas podrían estar o no de acuerdo.

Ahora que ya conoces 4 técnicas para solucionar cualquier conflicto organizacional, puedes manejar mejor estas situaciones. Si necesitas asesoría especializada, nuestros coaches están a la orden. Puedes contactarlos para que actúen como mediadores o te enseñen más sobre estos métodos. ActionCOACH está para ayudarte, contactos al contacto@actioncoachcolombia.com